Parto humanizado: ¿Qué es y qué implica?

El parto humanizado es aquél donde la concepción es hecha, en todo momento, bajo las circunstancias que prefiere la madre. Esta forma de alumbramiento se ha popularizado en los últimos años debido al trato cálido y humano que reciba la madre, el bebé y los familiares; a comparación del tradicional método estricto y restrictivo que permea todavía en la gran parte del mundo.

En el parto humanizado, se respetan los derechos humanos que tiene la mujer sobre su cuerpo y el entorno que desea para traer al mundo a la nueva persona. Así, la idea del médico que impone todos los tratamientos bajo la justificación de que la mujer no se encuentra en posibilidades o no sabe de elegir, es rechazada.

¿Qué es?Una atención al parto que implique atención integral y cálida para reducir el trato automático y a veces poco ético de los procedimientos tradicionales.
¿Qué implica?Trato digno, información constante, respeto al cuerpo y decisión de la mujer.

Elementos del parto humanizado

Para que se considere la práctica del parto humanizado, se pueden enlistar los siguientes elementos:

  • Educación a padre y madre durante el embarazo y alumbramiento.
  • Conocer y aceptar que el padre y la madre son los protagonistas.
  • Respetar en todo momento las necesidades y deseos de la mujer.
  • Respetar la posición y el ambiente que la mujer quiera para su parto.
  • No imponer el uso de procedimientos o medicamentos, a excepción de casos extremos.
  • Reunir de inmediato a neonato y la madre, para que se genere el vínculo natural. No realizar procesos innecesarios al bebé.

Protagonistas del parto humanizado

Los principales actores del parto son la mujer y el niño, por lo cual, el médico sólo está ahí para solucionar posibles complicaciones y guiar mediante las mejores técnicas, a culminar el nacimiento. Por ello, el parto se da en el tiempo que debe darse, no incurriendo los médicos en presiones o aceleramientos que puedan poner en riesgo la vida de la madre y el hijo.

Elección en todo momento

Otro detalle a resaltar es la poca o nula intervención de medicamentos o procesos quirúrgicos durante el parto humanizado, ya que es posible realizar el alumbramiento con técnicas de respiración y el apoyo de los familiares que la mujer desee que estén.

Otra idea que la forma tradicional de traer a luz no ha dado es la de que la mujer debe permanecer recostada para poder alumbrar, sin embargo, esta posición no siempre es la más cómoda para muchas mujeres, quienes, durante el parto humanizado, pueden cambiar de posición o hacer uso de recursos como la aromaterapia, masajes, tomar agua, sumergirse en agua tibia, etcétera.

La familia y amigos son parte esencial para la vida de una mujer que está en proceso de alumbramiento y gracias a la concientización del parto humanizado, ellos pueden estar presentes en dicho momento. La soledad y arrebatamiento a la que es sujeta toda la familia en los procedimientos estándares no tiene lugar en este nuevo esquema.

La cesárea y la hegemonía del médico

Cuando no existe un parto humanizado, es posible que los médicos caigan en acciones que denigran y violentan a la mujer, al bebé y la familia; exponiéndola a abusos sobre su cuerpo y su sistema reproductor, la medicación y realización de cirugías innecesarias pero costosas (cesárea) o la falta de información, antes, durante y después del alumbramiento.

Según datos del INEGI, en México de 2018, el 23.3% de los partos fueron por cesárea programa, 53.9% por parto natural y 22.8% por parto de emergencia. Estas cifras son altas considerando el riesgo que implica realizar una operación de este tipo, y se hacen por la desinformación que ronda en torno a ella. Lo que se quiere decir con esto es que los médicos no ofrecen los datos suficientes para que las mujeres embarazadas y sus familiares, tomen una decisión a conciencia.

El parto humanizado tiene como finalidad ofrecer todas las herramientas disponibles y que la mujer rodeada de sus seres queridos, tengan un poder real sobre lo que está pasando.

La cesárea y la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la tasa de cesáreas en todo el momento debe estar entre el 10 y 15%. Si bien este procedimiento puede ser de ayuda para prevenir posibles complicaciones en el parto, su uso se ha extendido indiscriminadamente, dando como resultado una subida de problemas que afectan tanto a la salud de la mujer como a del bebé recién nacido.

Como se comentó arriba, estas cifras en México superan lo sugerido y las implicaciones que la cesárea tiene deben ser bien establecidas y dar siempre a la mujer la elección de un parto humanizado.

Ventajas y desventajas del parto humanizado

Como es de esperarse, el parto humanizado tiene una serie de ventajas y pormenores que se deben tener en cuenta.

VentajasDesventajas
La mujer elige cómo y dónde realizar el parto.No se puede programar la fecha del parto.
Los familiaes y amigos pueden estar presentes.El dolor puede ser intenso.
El costo es menor.El parto puede extenderse mucho tiempo.
Se usan menos analgésicos.
Se mantiene en todo momento la dignidad de la mujer.
No se practican procedimeintos innecsarios.

Parto humanizado para el bebé

La exploración de las implicaciones negativas que tienen los partos automatizados convencionales sobre el bebé debe de considerarse, así, la transición del mundo de la madre al mundo ruidoso, debe ser lo menos traumático posible.

Por ellos, un parto humanizado puede considerar:

  • Tener luces tenues.
  • Hablar a un volumen bajo entre las personas que ayudan y comparten el parto.
  • Juntar a la madre y el bebé inmediatamente y que puedan tocarse.
  • Cortar el cordón umbilical minutos después, no al instante.
Parto humanizado: ¿Qué es y qué implica?

Fuentes:

Gob: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/245170/Nacimientohumanizado.pdf

OMS: https://www.who.int/reproductivehealth/publications/maternal_perinatal_health/cs-statement/es/

Scielo: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0138-600X2018000300002

Subir Call Now ButtonCitas y Urgencias 55 7033 5963